17 de octubre de 2009

Crítica de La Horde


La Horde (comentada en zombiblogia en multitud de ocasiones), es una de las películas más esperadas por los fans del género zombi de medio mundo. Sus directores, los franceses Yannick Dahan y Benjamin Rocher, nos enloquecieron a todos con el fabuloso trailer que vio la luz este verano: policías, gangsters y miríadas de zombis rápidos nos arrebataron nuestro corazoncito milenarista y se lo comieron crudo sin pestañear. También supuso en cierta medida el inicio del aluvión de películas de zombis francesas de este año (junto con Paris by Night of the Living Dead, que finalmente se quedó en un corto, y  La Meute, aka The Pack).



La Horde comienza como si se tratara de una película de cine negro, con el retrato de un grupo de policías algo corruptos que deciden tomarse la justicia por su mano, para vengar la muerte de uno de ellos a manos de un grupo mafioso local. Tras interrogar-apalizar convenientemente y a placer a alguien relacionado con los gangsters, consiguen la información que precisan: el lugar donde se esconden los malvados gangsters que acabaron con la vida de su compañero... y allá que van, armados y con pasamontañas, ignorantes de que una vez allí, dentro de ese edificio ruinoso de las afueras de la ciudad, encontrarán en esos gangsters que pretenden masacrar unos inopinados aliados para salir con vida del Apocalipsis Zombi que se gesta a su alrededor... Cabe decir que estos primeros minutos de cine policíaco son de lo mejor de la película.



En cuanto se desata el ataque zombi, con unas escenas muy bien llevadas e inquietantes, asistiremos a un mata-mata de zombis bastante entretenido, dramático y con grandes dosis de mala leche. A destacar, sin duda alguna, la lucha entre el gitano y los dos zombis rápidos casi a manos desnudas, ahí es nada, y, por encima de todo, el enfrentamiento entre un zombi y la mujer policía, que empieza golpeándolo con todo lo que tiene a mano y que acaba con la protagonista rematándolo arrojándole una nevera encima, muerte que se llevó el Hare krishna de oro a la Mejor Muerte de un Zombi con Uso Final de una Nevera en el pasado festival de Sitges 09. 




Y es que estos zombis no sólo son rápidos, con una dentadura que ni Tiburón el de 007 y muy fuertes, sino que están muertos, no son infectados, de manera que sólo la destrucción del cerebro acaba con ellos. ¿Os imagináis tratar de acertarle en el cerebro a una cosa que avanza hacia ti tan rápido como Usain Bolt? Pues ahora imaginaos que no solo es uno, sino que se trata de un millar de triatletas no muertos... La película está llena de momentos tremendamente épicos de luchas entre supervivientes y auténticas mareas no-muertas. Sin duda alguna, la disfrutaréis, aunque no le pidáis nada más: es puro entretenimiento mata-mata-corre-corre.



Realmente no hay mucho más que decir sobre La Horde, puesto que se resume fácilmente: acción de muy buena factura a raudales, tiroteos sin fin, personaje secundario carismático (un veterano de Vietnam, pero de la guerra francesa), un portero de edificio que atesora un arsenal que ni en los zulos mejor equipados de ETA, personajes planos estereotipados (la chica dura y rencorosa, el blanco tipo duro, el gracioso de poco fiar, el negro líder de la banda aún más duro que el blanco, el negro que sigue al líder de la banda y el personaje carismático antes mencionado) y terribles hordas interminables de zombis que corretean sin cesar por el edificio al más puro estilo Left 4 Dead.





Hubo algo que nos dio para hablar y reírnos bastante una vez terminada la película. Resulta que los zombis, quizá por la crisis económica, atesoraban los muertos que cazaban en el sótano del edificio para luego poder seguir mordisqueándolos tranquilamente si venían vacas flacas, lo que denominamos como los «paluegos zombis». Imaginábamos a muchos de esos zombis que habían bajado a dejar esos cadáveres parcialmente devorados atónitos al ver que cuando descendían con el gusanillo en sus estómagos no encontraban nunca en su sitio el paluego que buscaban. Y a continuación, esos mismos zombis miraban con recelo a otro muerto viviente junto a ellos con cara de «yo a ti te conozco de algo... yo a ti te he comido el brazo».

10 comentarios:

padawan dijo...

A esta también le tengo muchas ganas. Aunque eso de unos policías asaltando un edificio que luego resulta estar repleto de zombis me suena de algo!

zascuash dijo...

esta reseña la andaba esperando... que bueno que la pelicula no es mala... no aporta nada nuevo pero nos da mucho de lo que siempre pedimos y me parecio muy acertado y me robo un par de risillas tu comentario final zombi que gracia xD

Athman dijo...

Gran reseña,amigo Zombi..Lo de l nevera y la escena del pilar,con esa frase que me ha marcado a fuego :"Soy un puto Nigeriano", son dos momentos memorables....
Yo sali encantado de la proyeccion y os aseguro que haciamucho que no lo pasab tan bien con una peli de zombies.Suerte de ella,qu me recupero bastante del disgusto de Romero.
Saludos.

Anónimo dijo...

hola ...alquien que sepa puede decirme si la van a estrenar en cines ,en dvd o algo asi ...
gracias.

Z0MBI dijo...

Padawan: nonono, los zombis no están en el edificio. Se desata un apocalipsis zombi fuera, y los zombis terminan por entrar en el edificio.

zascuash: la peli garantiza un rato la mar de entretenido. Y su primera media hora es realmente buena, con el cine negro y el inicio del apocalipsis. Luego es un poco todo el rato lo mismo, pero con escenas cada vez más burras y exacerbadas. Va a más, más zombis, más tiros, más sangre.

Athman: bueno, bueno, bueno, lo de liarse a darle mamporros a la cabeza del zombi contra la columna del parking es también muy memorable y sumamente gore. De los disgustos romerianos cada vez me repongo con mayor velocidad, querido Athman.

Anónimo: fuera de Francia creo que de momento no se sabe nada al respecto. Cuando sepa algo, lo diré por aquí, descuida.

Stigma dijo...

A mi de lo que más me gustó en parte son algunas pijaditas que pusieron, como que cada x tiempo el bando predominante cambiaba de poli a caco y viceversa.. o las reacciones de la gente infectada por no ser pasto de balas.

Y pondria alguna cosilla mas, pero no es cosa de spoilear a mansalva ^^

Insanus dijo...

Ah, nada que objetar a ese enfoque mata-mata, como comentas. Yo me apunto.

Kaneda dijo...

Jeje, pues se habrá puesto de moda el paluego entre los zetas, en Doghouse, también tienen su "pequeña" reserva, a ver si puedo incarle el diente a esta Horda que hay muchas ganas.

Norimaki80 dijo...

Buenas, ayer vi la película, eso si, en francés subtitulada al español. A ver, gustar me gustó mucho, aunque para el estilo de películas de zombies que me gustan está muy pasada de vueltas.
Hay dos tipos de personas que les gusta el género zombie: Unos, los que les gusta la acción y donde deciden si una película de zombies es buena o no según las cabezas de zombies que rebienten, y otros, que les gusta la "veracidad" en éste género, donde buscan personajes reales, que nose hacen los heroes e intentan sobrevivir como buenamente pueden. Si eres de los primeros la disfrutarás mucho, si eres de los segundos la disfrutarás, pero no como película de zombies, sino como película de acción.

Yo soy de los segundos y la disfruté, ahora bien, entra en mi Top 10 de películas zombies? No.

un saludo.

Anónimo dijo...

Pues a mi me gustó mucho; el rollo de los humanos más violentos que los zombies o infestaos no es nuevo, pero aquí lo resuelven bastante bien, esto es, bastante a lo burro.
No creo que sobre la escena de pitorreo con la zombi en el suelo, es una más que nos muestra como son los vivos.
Y el final, sin contarlo, pero no me digáis que no está bien...