9 de marzo de 2009

Valoración de la VI Muestra del Sci-Fi de Madrid

El balance de la VI Muestra no es muy positivo, pero es mejor que el de la edición del año pasado. Analizaré un poco cada una de las películas que hemos podido ver estos días (he de decir que no vi los cortos, aunque sí he visto todos ellos y algunos, como I love Sarah Jane, son de lo mejorcito que hemos podido ver en mucho tiempo, como tampoco vi 20 Century Boys; y es que había que descansar aunque fuera solo un poco).

Watchmen: la VI Muestra se abrió con el pase de la última película de nuestro querido Zack Snyder. ¡Y qué inicio! ¡Qué arranque el de Watchmen! Los primeros 15 o 20 minutos resultan soberbios: te cuentan una historia paralela del siglo 20 de una manera muy particular que resulta sumamente impactante y capta la benevolencia del público, como un buen discurso de retórica clásica. He de confesaros que cada vez que salía el Dr Manhattan yo no podía parar de mirar su entrepierna. ¡Y mira que lo intenté! Pero nada, no había nada que hacer al respecto. Lo que más me gustó fue ese inicio y, lo que menos, el entretenimiento desmedido de las peleítas de artes marciales que siempre me aburren soberanamente. Muchos no estaréis de acuerdo, pero a mí me parece que cuando una película se entretiene demasiado en escenitas de artes marciales es que tiene poco o nada que contarnos realmente fuera de lo en forma que se encuentran los especialistas contratados para tal fin.

Eden Lake: os juro que no entiendo cómo hay quien diga que se trata de una de las películas de terror del año. ¿Cuántas veces hemos visto a una parejita ser acosada por unos jovenzuelos por el bosque, por Dios, cuántas? Automáticamente me retrotrajo a la película Ils, de hace un par de años, solo que la película francesa acertaba bastante más en crear una atmósfera de terror y de asedio, sobre todo al no mostrarnos a los niños desquiciados hasta bastante entrados en minutos de metraje, cosa que no hace Eden Lake, pues desde el primer momento se nos hace ver que los antagonistas de la feliz pareja no son otros que unos niños bicivoladores y asilvestrados, fanáticos de una música harto desagradable y del vodka a palo seco. A la feliz pareja se le coge manía casi desde el inicio, fundamentalmente cuando les vemos atravesar campo a través sin el menor cuidado con su flamante 4x4. Luego entrarán en conflicto con los niños psicópatas y a partir de ahí asistiremos a una persecución interminable por el bosque en la que no faltarán la captura y la consiguiente sesión de tortura y alambre de espinos. ¿No tiene nada bueno? Sí lo tiene, y es su final, que es lo mejor de la película. Lástima que haya que tragársela entera para disfrutarlo.

Martyrs: esta película no es ni más ni menos que una absoluta atrocidad. Supuestamente trata de hacernos reflexionar sobre los malos tratos y la violencia. Yo, si me permitís, os digo lo que opino brevemente de una película que empieza bien y que de pronto se convierte en un horrible pasaje del tren del horror y la tortura más absolutas: NO ENTIENDO QUE UNA PELÍCULA NOS MUESTRE DURANTE CASI 40 O 50 MINUTOS CÓMO UN TIPO LE ROMPE LA CARA A HOSTIAS A UNA MUJER INDEFENSA ATADA A UNA SILLA. ¿Es esto cine? ¿Es esto cine fantástico? Es una maldita snuff movie que no hace sino ponerte mal cuerpo y, en el mejor de los casos, insensibilizarte contra la ultraviolencia. Sólo nos faltaba, como comentaba Nata, un aparato con agujas que nos mantuviera los párpados abiertos y una enfermera echándonos colirio en los ojos. No pude permanecer sentado por más tiempo contemplando cómo torturaban a aquella chica, así que me salí a tomarme una pinta de weissbier.

The Chaser: una aburrida película coreana que narra el día a día de un proxeneta y sus prostitutas. Una de ellas es capturada por un psicópata que la ata, amordaza y tortura en su pútrido cuarto de baño. ¿Pero qué diablos pasa con la Muestra, se preguntaba todo el mundo? ¿Acaso pretende la Universal celebrar de una manera un tanto sui generis el inminente Día de la Mujer? ¿Por qué vamos de mujer maniatada en mujer maniatada y torturada?

The Cottage: por fin un atisbo de luz entre tanta sombra y aburrimiento en el primer día de la Muestra. The Cottage es una divertida comedia que arranca con el secuestro de una mujer (¡otra vez, por Dios, esto está hecho a propósito, no me digáis!) por parte de un grupo de ineptos, que no hacen sino demostrar su torpeza como secuestradores para gozo de los espectadores. Pero todo se tornará aún más delirante cuando haga su aparición un psicópata tipo Jason Voorhees. No es, como nos habían prometido, «el Shaun of the Dead de los psico-killers», pero tiene grandes momentos en los que las risas del público se elevaron bastantes decibelios. Los dos secuestradores protagonistas son el alma de la película y sobre ellos recaen casi todas las escenas de comedia... y lo hacen francamente bien. Es lo único que salvaría del viernes dedicado a la mujer torturada...

Midnight Meat Train: Empieza francamente bien, centrándose en la vida de un fotógrafo que trata de abrirse paso en su difícil profesión. Tras conseguir la oportunidad de su vida, se queda a las puertas del éxito porque sus fotografías no consiguen, en opinión de la galerista de turno, captar el alma oscura de la ciudad. Será cuando se tope con un inquietante hombre trajeado y con un maletín, cuando empiece a saber reflejar el horror urbano. El hombre del traje, un carnicero la mar de inquietante, acaba obsesionando al protagonista hasta un punto realmente enfermizo. El carnicero, sobre todo en algunos planos a cámara lenta, se me antoja un homenaje al Hombre Alto de Phantasma de Coscarelli, y ya no solo por su aspecto y movimientos, sino por su cometido. Y no os digo más. Es una película que arranca de maravilla y poco a poco va perdiendo fuerza narrativa, algo que queda patente porque cuenta con algunos planos de la ciudad y del metro realmente apasionantes pero que, de tanto repetirlos, resultan sumamente cansinos hacia el predecible final de la película.

Surveillance: la hija del magistral director David Lynch nos alegra el día y la Muestra con su soberbio thriller posmoderno. Qué soplo de aire fresco, amigos, qué película más soberbia. De principio a fin nos mantiene con la boca abierta y casi sin parpadear. David, que es el productor ejecutivo, deja entrever su mano en muchos aspectos de la película: hay infinidad de escenas en las que se respira esa extrañeza perversa que por momentos resulta terrorífica, tan característica del cine de Lynch. Una auténtica gozada para los sentidos.

Let the right one in: no me cansaré de decir que se trata de la mejor película que he visto en años. Esta sencilla película sueca cuenta con una puesta en escena soberbia, un guión absolutamente delicioso y unas interpretaciones, sobre todo por parte de sus jóvenes protagonistas, dignas de un premio de la Academia (de cuando los premios de ésta valían algo y no eran una vergüenza y un hazmerreír, como son ahora; baste recordar el óscar a Fievel va al Oeste, más conocida como Pe). Let the right one in nos narra una historia de amor imperecedero y se ha ganado mi corazón, me lo ha robado. Y es que uno, pese a todos los Apocalipsis, es un romántico, qué le vamos a hacer... Por favor, no dejéis de ver esta obra maestra del cine fantástico.

Splinter: como el sábado estaba yendo a las mil maravillas, llegó Splinter para recordarnos que lo bueno no abunda y que, muy al contrario, lo habitual es encontrarnos con películas del montón como ésta. Splinter, o el Espinete Zombi, se centra en una pareja que pretende irse de acampada (¡un punto de partida apasionante!) y decide hacerlo en las inmediaciones de una zona donde se realizan experimentos con petróleo (¿?). Cuando circulaban tan a gusto se topan con una mujer en la carretera que les pide auxilio, y no es otra que la compañera de correrías de su novio, que se dedican a asaltar gasolineras como si estuviéramos en los años setenta. Los malvados delincuentes secuestran a la parejita feliz y pretenden huir de la justicia, cuando atropellan algo, una animal, y se les pincha un neumático. Cuando paran y cambian la rueda, el delincuente se pincha el dedo índice con una extraña púa que había alojada en el neumático pinchado, lo que no augura nada bueno. Sobre todo tras examinar el extraño cadáver aplastado sobre el asfalto y comprobar, no sin el consiguiente sustito, ¡que se mueve! A continuación asistiremos a un pequeño conato de Apocalipsis Zombi, cuando lleguen a una gasolinera y se vean obligados a refugiarse en ella. Y digo conato, porque toda la acción tiene lugar en la gasolinera, y contaremos con un par de muertos vivientes/puercoespines diabólicos y tres o cuatro supervivientes. A destacar el movimiento convulso y diametralmente opuesto a la lógica de las articulaciones humanas de los infectados por el parásito zombificador puercoespiniano. Una película, por lo demás, para ver y olvidar en menos tiempo del que inviertes en verla.

Inju: empieza francamente bien y parte de una premisa que recuerda un poco a En la boca del miedo de Carpenter: un escritor japonés, del que no se conoce ningún detalle personal, ha creado un universo sobrecogedor donde triunfa siempre el mal. Un escritor francés que cultiva el mismo género y los mismos temas (algo así como un Manuel Loureiro galo enfrentado a un Alpha Dog del sol naciente), acude a Japón a presentar su novela y no deja de recibir mensajes amenazantes de su archienemigo. Poco a poco, el protagonista, se irá adentrando en una oscura trama como si estuviera atrapado y obligado a representar el papel principal de una de las novelas de su rival nipón. Lo mejor de la película es su comienzo y las escenas tórridas que tienen lugar entre el escritor francés y una bailarina de un salón de té. Hacia la mitad de la película te das cuenta de que estás viendo un soberano despropósito y, cuando todas tus sospechas se confirman y te das cuenta de que has destripado el final media hora antes de que éste tenga lugar, confirmas, sin el menor atisbo de duda, que Barbet Schroeder ha dirigido una muy mala película.

Vinyan: si no fuera por la escena de las cometas impulsadas por velas poco después del comienzo de la película, diría que no se podría salvar ni un solo minuto de esta infame película. La película se abre con intenso y ensordecedor ruido de mar e infinidad de burbujas de oxígeno atrapadas en un omnipresente medio acuático. Estábamos en esas cuando me vino una imagen clara a la mente: esta escena se cortará de súbito y a continuación tendremos la típica escena idílica y relajada. Pues dicho y hecho. ¿Por qué son siempre tan predecibles algunas películas? La película nos cuenta la historia de un matrimonio que perdió a su hijo durante el tsunami de 2004 y que, tras ver la grabación de una organización no gubernamental que busca financiación para abastecer de recursos a pueblos de Brimania (Myanmar, discúlpenme) y Tailandia, creen reconocer a su hijo. Realmente es ella la que lo cree. El marido se deja simplemente arrastrar. Por lo visto, el director de la película se maravilló con ¿Quién puede matar a un niño? del excelentísimo Chicho Ibáñez Serrador, y le pidió permiso para hacer un remake. Como Chicho le dijo que no, indicándole con todo lujo de detalles dónde llevaba la cestita Caperucita, Fabrice Du Welz decidió buscarse una excusa para para mostrarnos una localización habitada por terribles niños indómitos. El caso es que para cuando aparecen los niños, el espectador lleva en brazos de Morfeo unos veinte minutos. ¡Por favor qué absurdo de película! ¡Cómo se puede tener tan poco sentido de la economía narrativa! ¡Por qué diablos se entretienen en planos y planos sin contar nada nuevo con ellos! A destacar el final de esta malísima película, en el que los niños asilvestrados se recrean embadurnando en barro el cuerpo desnudo de Emmanuelle Béart. Me pregunto por qué ninguno le acariciaba el hombro y esas manitas se centraban primordialmente en los pechos de la actriz (a la que por cierto, se le ha quedado una cara de Pato Lucas impresionante, a resultas de alguna que otra operación de cirugía estética).

Underworld III, the raise of the lycans: un auténtico bodrio, inexplicable de todo punto. Es como una mezcla delirante entre Espartaco/Moisés levantado en armas, Romeo y Julieta y El sí de las niñas de Leandro Fernández de Moratín. Los protagonistas son un hombre lobo y la hija del rey de los vampiros, que mantienen su idilio en secreto, dado que él es un esclavo y ella una insigne princesa. He aquí la referencia a Shakespeare. La de Moratín viene motivada porque ella es obligada a poner fin a su relación por su padre que, como buen vampiro, no está por la labor de remover el statu quo tradicional. Y Espartaco surge con la insurrección de los esclavos licántropos y el protagonista que aúna a todos sus hermanos lupinos en contra de los vampiros. Lo mejor de la película: un actor secundario que con su voz deja a Barry White a la altura de Xuxa (más de uno afirmó, convencido, que hablaba eructando). Lo peor: que alguien pague por verla.

Resumiendo, una VI Muestra mejor que la precedente, pero que aún así, no con un balance francamente positivo. Si nos remitimos a los días que fueron satisfactorios, solo tenemos uno, el sábado (eso sí, enormemente satisfactorio gracias a Surveillance y Let the right one in); pero tanto el viernes como el domingo estuvieron plagados de películas para olvidar cuanto antes.

Y un aspecto más a tener en cuenta.
Los audiocomentarios. Este año se echaron en falta muchos de los antaño queridos audiocomentarios. Esta falta viene motivada por el ánimo de gran parte de los asistentes de nueva ola que chistaban a aquellos que se atrevían a desafiar el silencio reinante en la sala. Por favor, que se trata de la Muestra del Sci-Fi, que es un lugar proclive al audiocomentario libre y jocoso. Que yo soy el primero al que le enferma que le estropeen una película, pero hay que entender que se trata de la Muestra, y que la Muestra ha sido así en sus ediciones anteriores, que forma parte de su espíritu y es lo que la hace diferente e irrepetible. No lo quitemos eso que la hace única, por favor, que nos estaremos quedando sin nada entre las manos. Porque... ¿cuantas veces no han sido precisamente esos audiocomentarios los que han hecho de una mala, malísima película de la programación, un auténtico deleite que nunca olvidaremos? Los que hayáis visto Ultraviolet en la sesión inaugural de la Muestra de hace un par de años sabéis a lo que me refiero. Creo que todavía me duelen los abdominales de tanta risa...

Como he dicho, la VI Muestra ha sido mejor que la V, no ha llegado a la altura de sus primeras ediciones, ¡y esperemos que sea peor que la VII y subsiguientes!

17 comentarios:

Kaneda dijo...

Pues yo finalmente no me acerqué a la Muestra :(

Si ví este fin de semana Watchmen y me pareció una buena película, pero sin llegar al estatus de Obra Maestra que se puede considerar el cómic. Algunos personajes quedan tristemente desdibujados... con el Dr. Manhattan creo que todos hemos tenido el mismo problema xDDD

Por lo que comentas de la Muestra, la ciencia ficción está en crisis, y ya no porque muchas de las películas exhibidas sean malas sino porque la mayoría de películas que comentas quedarían mucho mejor encuadradas en un festival de terror que en uno de Sci-Fi.

Z0MBI dijo...

Gran verdad eso que comentas, amigo Kaneda. ¿Cuántas de estas películas son realmente de ciencia ficción? Posiblemente solo Watchmen y 20 century Boys, qye desgraciadamente no vi. Hay una cosa que está clara: la muestra empezó siendo sobre todo de sci-fi y ahora son las menos las películas exhibidas en ella que se pueden enclavar dentro de este género. Pero no sé si realmente se debe a una crisis en el género o simplemente a la selección de las películas.

padawan dijo...

Yo me acerqué a ver un par de pelis: The Cottage, que me gustó bastante, y 20th Century Boys, que es lenta, lentíííísima, y muy aburrida. Un sopor de película. Además, apenas llega al quinto tomo del manga, y eso en ¡¡dos horas y media!! Una película más lenta que leerte el manga, es un poco lamentable

Z0MBI dijo...

Pues menos mal que me dejé esa en el tintero, amigo Padawan, porque me hubiera chafado el único gran día de la Muestra y minado mi resistencia de forma improductiva.

dragon negro dijo...

lamentablemente no estoy muy de acuerdo contigo, Eden Lake me parece una muy buena película de terror, no es que sea la repera, pero si muy por encima de lo que se nos está ofreciendo hoy día y como bien apuntas, gana enteros con su final.
Y sobre Martyrs me sigue pareciendo un peliculón por mucha violencia que en principio pueda parecer gratuita pero que realmente pretende incomodar y buscar un proposito.
El resto si que estoy de acuerdo contigo.

un saludo!!!

Z0MBI dijo...

¡Hola, Dragón Negro!
De lamentablemente nada, que se agradece opinar de manera distinta.
Eden me parece como muy ñoña, muy apegada a los clichés clásicos de muchacha que corretea por el bosque mientras es acosada, se tropieza, cae, se defiende como puede. El final es lo bueno de la peli, pero me aburrió el camino realizado para llegar hasta él (no tanto como en Vinyan, que esa escena final me impactó pero es que ya llegué en coma al momento álgido, jejeje).
Y es que Martyrs me parece muy muy pero que muy desagradable. No me parece ni medio normal. No quiero pasar por puritano ni nada de eso, pero es que me repugnó totalmente ver tanto maltrato y tanta bofetada. Me importa poco si está justificada. Para mí hay muy pocas cosas que justifiquen semejantes imágenes y tantas papillas engullidas sin parar con la cuchara contra los dientes...

¡Un abrazo!

Anónimo dijo...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Yo vi 4 de las pelis. De acuerdo en general más o menos contigo pero tengo dudas con MARTYRS y me gustó menos que a ti DEJAME ENTRAR (que parece apasionar a todos).

http://pasionporelcine.es/blog/resumen-general-de-la-vi-muestra-sci-fi-sobre-martyrs-dejame-entrar-y-vinyan/

Saludos.

Erizio dijo...

"Underworld", a pesar de saber que era caca, por lo menos cerró un domingo de una forma más o menos entretenida, abierto por "Inju", que empieza bien pero cada vez es más la típica peli de sobremesa hasta que llega a un final que no puede ser peor, y la insufrible "Vinyan", que vaya pestiño con niños destructores... una bazofia, sí señor.

"20th Century Boys" a mí no me pareció mala. Me gustó, aunque era un poco lenta en algunas ocasiones (más de las deseadas), bastante comiquera (en ocasiones, pasándose) y, según un par que iban conmigo y se habían leído por lo menos lo que se contaba en la peli, buena adaptación. Eso sí, lo de los subtítulos que se cortaron, luego lo arreglaron y siguió después de unos 5 minutos o así sin enterarnos de lo que pasaba... catastrófico.

"Eden Lake" me gustó. Yo no cogí manía a la parejita, pero sí mucho asco a los niños. No es que sea original la peli ni nada, pero tiene su encanto, aparte de ser una peli con un nivel alto en el "aplausómetro" XD.

Y "Watchmen", que no la vi en la Muestra por lo de los abonos, me encantó. Una adaptación bastante buena, con el toque ese que parece que ya es de Zack Snyder, con las escenas de acción buscando la mayor espectacularidad videojueguil posible, y con un argumento cojonudo. Que le faltarán algunas cosas de la novela, pero a ver, es una adaptación, ya estará el montaje del director de 4 horas para meter lo que falta...


Por cierto, lo de la no-participación... a mí me gustan también los comentarios. Durante Vinyan, escuché quizá el mejor diálogo:
"-Que hay algunos que queremos verla!
-¡Pues cómpratela!"
Qué razón tenía ese segundo hombre XD.

Espero que la próxima tenga más participación, mejores pelis y sobre todo, más fantasía y ci-fi, que es que la mayoría era terror y suspense a secas... no es normal.

Daddy Maza dijo...

Pedazo de post te has currado amigo Z0mbi.

Discrepo en algunas cosas contigo, y es que si es cierto que tampoco hay joyas en la muestra, pero algunas se podrían salvar de la quema.

El trenecico de la medianoche, Eden Lake o Splinter son simples películas de entretener. Eden básicamente es refrito de refritos, pero consigue el cometido de mantenerme en tensión mientras la visiono, esperas que te dé algo nuevo y lo hace (el final). Splinter, pues pufff, normalona, entretiene. Y el tren pues está un poco mas pasable, con un final de pena, eso si.

No quiere extenderme a comentar las pelis por que ya lo explicaste de puta madre tu. Lo único que la de Déjame Entrar, me hice con ella, al ver tus grandes comentarios del film, y la verdad, he intentado verla hoy... y no he aguantado 20 minutos. Tal vez por que el genero vampiro no me gusta nada y por que la cosa empieza muy lenta. No se, no me centraba mi atención y me puse a jugar con el movil.

Martyrs me dejaste con la duda, la tengo ahí esperando a verla, con ilusión de que sea una especie de A L'Interior, pero he de reconocer que a mi las películas con exceso de gore no me gustan, y menos cuando no esta nada justificado, pinta mal tu comentario, aunque por ahí otros comentaristas la dejan en muy buen lugar.

Por lo demás, veo que tampoco me perdí nada en la muestra, y sobre todo, nada de nuestro genero favorito.

Eitan Laarbi dijo...

Gran post!

Pues sin duda me vere muchas de las que hay en la listaXD

Z0MBI dijo...

Alberto Q: ¡hola! Por fin alguien que duda a la hora de calificar como obra maestra Martyrs. Yo no dudo, no me lo parece en absoluto, pero que dudes ya deja tu sensibilidad en un lugar más cercano a la mía. 'Un abrazo!

Erizio: muchas gracias por compartir con nosotros tus impresiones de la Muestra. Underworld entretiene lo justo, como lo hace Splinter, que son pelis sin mayores pretensiones que hacer pasar un buen rato. Pero vamos, que yo al cine ni loco, no pago por verlas ni medio euro (bueno, medio euro sí). Te las bajas, unas cerves, unos amigos y listo. ¡Qué alegría me das con lo de los audiocomentarios! Utilizo esta expresión propia de los dvds con extras porque me resulta muy gráfica para relatar lo que acontece durante la Muestra, jejejeje... ¡Cuídate y nos vemos en la próxima Muestra!

Daddy Maza: mi querido Mazer, qué gracioso lo del móvil, JAJAJAJA... Has de entender que, en el fondo, soy un romántico y Déjame entrar me caló muy hondo. El ansia es una de mis pelis favoritas de todos los tiempos y los vampiros fueron algo que me apasionó durante lustros. Hasta que me di cuenta que lo mío era la clase obrera zombi y el Apocalipsis nuclear, jejejej... Creo que deberías darle otra oportunidad a esa joyita sueca que tienes en el disco duro, y si es en compañía de alguien por el que sientas algo especial, mejor que mejor, tú ya me entiendes, jejejejeje... ¡Viva el amor inmortal!
Toda la razón en cuanto a lo de las pelis de entretener. Me encanta cuando una peli no tiene más pretensiones que esas, como digo más arriba. Pero que la hagan pasar, Eden, como la peli de horror del año, pues como que no... ¿o es que este año es tan malo? jejejeje. Nuestro querido y amado género se quedó en el Espinete chungo de Splinter y en el admirable corto de I love Sarah Jane. A ver si hay más suerte el año que viene. La Muestra pudo estar mejor, pero también pudo haber sido mucho peor. Me conformo con tener un día glorioso como el del sábado. Soy de fácil conformar, como ves, jejejeej... ¡Un mordisco infeccioso!

Eitan Laarbi: ¡gracias, amigo milenarista! Me pasé un par de horas de mi sueño escribiéndolo como un capullo en vez de acostarme y dormirme como un bendito. ¡Un abrazo!

Eitan Laarbi dijo...

Gracias a ti por darnows las reseñas de peliculas a evitarXD

Alonso dijo...

Watchmen estrena montaje del director de 3 horas y 10 minutos para julio creo, que, la verdad, espero con ansia. Pedazo de peliculón se ha currado Snyder.

al dijo...

¿Cómo que 'Fievel va al Oeste' y Pe son la misma persona? ¿'Fievel va al Oeste' no era Scar? ¿O me estoy confundiendo con 'Fievel y el nuevo mundo'?

(Feliz regreso a nuestra área de infectados.)

Daddy Maza dijo...

Amigo Z0mbi...

Soy un romanticon, no necesito verla acompañado de alguien especial (si la veo acompañado, pues mucho mejor xD).
Tengo una larguísima colección de películas Románticas o Comedias/Románticas. No en vano Ghost es uno de mis clásicos favoritos, y se me puso un nudo en la garganta con City Of Angels del Nicolas.

No he borrado el susodicho film de vampiros, esperaré a verla cuando mi iPhone se quede sin batería (osea, cada 12 putas horas) o cuando la consiga doblada al castellano. La verdad es que no dejé avanzar la historia, me quedé en el cubo de Rubik.

Eddie: dijo...

Pues acabo de traducir y subtitular Vidyan y...en buena hora. la ausencia de ritmo y tensión es algo que se echa en falta en todo el metraje, como dije en otro blog lastima de desperdidio de localizaciones y argumento :(

Respecto a Martyrs pues en lineas generales me parecio una buena pelicula si bien recortaría un pelin el maltrato a la prota pero solo eso, un peli jeje como bien dicta el titulo es eso una martir y bien que se demuestra jeje
De todos modos me dejo un poco a medias con el giro argumental que hay...

Y The cottage es la poya, acertada mezcla de homor y terror, me encanto ;)

Saludos cadavericos!!

Z0MBI dijo...

¡Hola, Eddie!
Qué razón tienes en lo del desperdicio de localizaciones en Vinyan, amigo. Porque realmente se podría haber hecho un peliculón en esos parajes. Algo así como un cross over de La selva esmeralda con Los chicos del maíz, ¿verdad?
Efectivamente, si se recortara el maltrato, o se hiciera como en Funny Games, es decir, que no se mostrara en plano, la cosa cambiaría bastante.
The cottage es, como bien dices, un peliculón. Tremendamente divertida. ¡Cuando se coloca tras la puerta y trata de coger la llave estirando el brazo! XDXDXDXD ¡Y cuando huyen al trote cochinero del asesino! Jojojojojo... Fabulosa.
¡Un abrazo!