8 de noviembre de 2009

Crítica de Dead Air


Si queréis ver un Apocalipsis Zombi realmente terrorífico vivido desde el interior de una emisora de radio, ésta no es vuestra película. Entonces deberéis ver Pontypool, de la que tan bien os hemos hablado ya en repetidas ocasiones. 

Si por el contrario, queréis ver la típica película mediocre de zombis rápidos con una pésima fotografía, peores planos, malísimos actores y bajo presupuesto muy mal resuelto, entonces tenéis que ver Dead Air. A continuación haré un párrafo de SPOILER de la presentación de la película.



Unos terroristas islámicos liberan la madre de todos los virus zombi a través de los canales de ventilación (oh, qué sutil juego de palabras, Dead Air, muerte a través del aire, muerte «en el aire») de un estadio durante un partido de baloncesto. Ni que decir tiene que las imágenes del partido que entrelazan con las de los terroristas acometiendo sus malévolos planes son de la televisión. Y canta por bulerías. Para colmo de males, mezclan las imágenes de dos partidos distintos (los uniformes del equipo visitante son azules primero y luego rojos). Mientras, nuestros protagonistas de la emisora de radio se nos van presentando uno detrás de otro. A continuación los terroristas, medio infectados aunque resistiendo los envites zombificadores a base de un suero que sólo consigue decelerar el avance de la transformación, se ven envueltos en una loca carrera por toda la ciudad huyendo no se sabe muy bien de qué, al más puro estilo del It's Man, el robinsón de Monty Pithon Flying Circus (ése que se pasaba todo el inicio de cada programa corriendo para llegar y decir aquello de «It's...» antes de caer inerte junto a la cámara). El caso es que finalmente los terroristas quieren ir a la emisora para reclamar públicamente la responsabilidad de la epidemia zombi.






El ambiente dentro de la emisora es completamente irreal. ¿Os podéis creer que a lo que se dedican desde la emisora de radio es a retransmitir lo que ven que sucede en la televisión? Sí, también se nos muestran las conversaciones telefónicas con los radioyentes, pero carecen de los actores, la fotografía y el sentido narrativo del que, por ejemplo, Pontypool anda totalmente sobrada. 



Y es que Pontypool y Dead Air no son siquiera comparables. Casi diría que son hasta géneros distintos, por lo dispar de su acercamiento al género zombi. Dead Air va a lo de siempre. Su único fin es representarnos unas cuantas escenas de acción, de peleas contra zombis, de tiroteos contra zombis, todo ello muy pero que muy mal resuelto, con lo que no inspira el más mínimo terror. En cambio, Pontypool resulta terrorífica, porque consigue que estés ahí encerrado con ellos, sitiado por los muertos vivientes, como lo estuvimos todos en esa granja a las afueras de Pittsburgh. 



Y cuando en Dead Air se dejan de zombis rápidos correteando de aquí para allá y se plantean crear situaciones tensas, te puedo asegurar que te vas a quedar dormido ante la lentitud de la narración y no vas a pasar el menor mal rato.

Respecto a los zombis, cabe decir que son de los rápidos y que tienen una peculiaridad. Y es que parecen morir no sólo de un impacto en la cabeza. Pero no es así: el zombi cae aparentemente abatido, pero poco después se levanta y vuelve a la carga. Así que es menester reventarles la tapa de los sesos.



Un fiasco. No me extraña que haya salido directa a DVD. Lo raro, como decía Blogger in the Shadow después de que la viéramos, es que no saliera directa a VHS. Aunque a donde ha salido directamente es a DVDrip...

Lo mejor: la pelea en el ascensor entre el técnico de sonido y el guardia de seguridad.



Lo peor:  todo lo demás.

15 comentarios:

joseskax dijo...

pues parece que no vale la pena verla

aunque un dato anecdótico en la peli
sale Patricia Tallman de Night of the Living Dead.
como se puede pasar de 1 peli tan buena a esto.

Anónimo dijo...

la vida da muchas vueltas, amigo joses


karakia

Tom Zeta dijo...

Pues una a lo que no me apunto. Gracias por el aviso

Lucas Horror dijo...

Debo admitir que tenia algo de curiosidad por esta pelicula, pero por lo que comentas ya me imagino como viene la mano, me parece que mejor la dejo pasar. Buena reseña... Saludos!!!

zombierock dijo...

joses, por dinero la gente hace cosas peores, incluso peor que esta castaña de película.

Stigma dijo...

Es lo que pasa cuando la gente se obsesiona con los turbo zombies.. pierden la perspectiva de lo que van estan peliculas.

Insanus dijo...

Vaya, una lástima: otro truño de zombis.

Ah, aprovecho para advertiros sobre "El amanecer de los zombies", por favor, pero qué cosa más mala. ¿Qué les pasa en Lion Gates? Son desesperantes. Se han especializado en espantosas series b digitales. Yo flipo con esa productora. Hace que Troma parezca la MGM, increíble.

zombierock dijo...

Yo no me explico el por qué hay tantas películas de zombies tan malas. Con el filón que tienen esos temas y no hay una puñetera película decente en los últimos tiempos.

Eso sí, sin contar con la buena saga de 28 días después y 28 semanas después, que aunque los directores siempre digan que no son zombies sino infectados, tanto monta monta tanto...

tomas dijo...

Saludos Zoombi...
Por lo que veo, vaya decepción. La premisa, al menos sobre el papel parecía interesante y por lo poquito que se había podido ver el prota parecía carismático.

La que si tengo ganas de ver es Pontypool, que parece el tapado de la temporada en el género, o al menos la película de la que todo el mundo habla y muy bien.

Saludos

Dodongos dijo...

¿Entonces la copia supera al original? Porque hasta donde yo sé, Dead Air fue anunciada hace siglos mientras Pontypool salió de la nada.

Parado Amancebado dijo...

Amigo mío ¡qué angustia y qué terror!

10, 18, 25, 34, 40, 52 minutos, 1 hora y la pelicula sigue, y sigue, y aún que te sigue... y cada vez peor... y yo sintiendo más angustia, mareado y desorientado...
¡Qué mal lo he pasado, mucho peor que con el remake de "Day of the dead" o con "Zombieland"!

Deberían fustigar en la plaza pública a todo el equipo, pero a todos, ¡desde los encargados de catering hasta a los familiares de los maquilladores!

Eso si, las dos peleas en el ascensor son de auténtica carcajada. Me quedo con la segunda, la de "el motorista fantasma" VS "El becario del palo".

¡Un abrazo!

P.S:
Qué bien le han sentado los años y los cocidos a "Barbara" Tallman...

videodromo dijo...

Joer quiero ver Pontypoole, quiero verla YA

Z0MBI dijo...

Pontypool no es, por lo que pude averiguar su director en Sitges (que me contó lo de que sería una trilogía—publicado por ahí en estrenos—, etc.), una copia de Dead Air. Lo primero que hice fue preguntarle por Dead Air, os lo aseguro. Ellos también llevaban su tiempo trabajando en la película cuando vieron el primer vídeo que se publicó de Dead Air. Su primera reacción fue pensar: la cagamos, ya están haciendo lo mismo que nosotros. Pero una vez visto el vídeo, y vista la calidad del filme, se tranquilizaron con la idea de que era una mierda en comparación.
Dead Air no es una película de terror de supervivientes sitiados en una emisora de radio que relatan lo que sucede a su alrededor. Es un fiasco de principio a fin.

Nata dijo...

Propongo una sesión doble con Pontypool e Historias de la radio para cuando vuelva Alfie. :)

Z0MBI dijo...

¡Acepto la moción con emoción!