25 de mayo de 2009

Cómprese una isla, dése un capricho

El otro día, Blogger in the Shadow me dio una página del periódico El país del viernes 22 de mayo. Una página de la sección propiedades que anunciaba una isla en venta de la costa suroeste escocesa, la isla de Sanda. No he escaneado la página del periódico, pero he encontrado una web desde donde informan de la venta



Más de 160 hectáreas que dedicar a la supervivencia postapocalíptica. Dios, qué de trabajo por hacer. Lo malo que le veo, así a bote pronto es la escasez de árboles. Ni uno en toda la isla. Lo bueno es que con la compra, por tres millones de euros de nada, te conceden el título de Laird (algo así como el de Lord pero en Escocia) y puedes acuñar tus propias monedas de oro y sellos postales. Esto apocalípticamente hablando no tiene gran valor, pero estaréis de acuerdo conmigo en que las risas de recibir un sello con tu cara o la del zombi hare krishna no tienen precio.

Aparte de esta isla, que por cierto comprobaréis que es de las baratitas, hay otras muchas más en esa web que os he enlazado antes. Y en cualquier parte del mundo. ¿Que se te antoja una isla en el Pacífico para montarte un rollo Dharma este veranito? Pues te compras ésta en Fiji. 



Lo ideal, evidentemente, es contar con algún tipo de manantial, algo más frecuente de lo que en principio pudiera parecer, si la isla es lo suficientemente grande. Luego hay que dedicarle un par de años de tu vida a construir una casa y un puertecico apañado para recibir a las visitas, y a continuación estirar la mano para comer toda la fruta que desees. 

De ahí a montaros una secta tipo La playa, Waco o Dharma, solo hay un paso. O podéis conformaros con un idilio al más puro estilo Lago azul. Lo que deseéis, pero sobreviviendo al Apocalipsis. Porque mientras no se demuestre lo contrario, un muerto viviente lo llevaría muy mal para llegar a tu isla. Por mucho que los de Romero en Land se crucen un río o el mítico zombi de Fulci que se lía a bocados con un escualo, creo que es harto improbable que lleguen a causarte alguna molestia si habitas un tranquila y soleada isla del Pacífico Sur... Así que gastaos un dinerillo, que tres milloncejos de euros no van a ningún sitio.



11 comentarios:

Ato Moreno dijo...

Nasty Zombie próximamente en: http://atomoreno.blogspot.com/

Daddy Maza dijo...

Hombre, caras no son, pero para mi si. Entre todos podemos hacernos una multipropiedad en la isla no?.
Ante un apocalipsis sería la mejor idea, pero ya sabemos que el que esta forrado de pasta siempre tendrá mas posibilidades de sobrevivir (con o sin apocalipsis).

Por otra parte, El Lago Azul la rodaron en Jamaica, en el Blue Lagoon cerca de Port Antonio, y ya hablemos una vez de que Jamaica no sería un buen sitio para refugiarse (no distinguiríamos a los vivos de los muertos).

toni bascoy dijo...

Hola, probablemente ya conocerás esto:
http://portraitsaslivingdeads.blogspot.com/
Es del blog de Frederick Peeters, una serie de retratos zombificados de famosos. Me encantan sobre todo los últimos, de famosos actuales. Por los detalles uno puede imaginar sus muertes, las circunstancias en que se transformaron en no muertos.
Un zaludo a todoz!

El Chico dijo...

Hombre, pues ahora mismo no, pero a la larga es para pensárselo. Lo único que me preocupa es que si el nivel del mar, por lo que sea sube, te quedas sin nada. Una isla montaña es lo suyo.

Parado Amancebado dijo...

Con un par de meses quitándose algunos vicios y usando solo el Rolls los domingos, te compras una, o dos, o tres... y con la calderilla que sobre te plantas unas tomateras, te compras una biblioteca de quitar el hipo y te montas una destileria decente para pasar el rato.... ;).

¡Cómo me gustaría pasar una temporada larga en una islita de esas, yo no puedo ver más de un minuto seguido esa web porque se me caen las lágrimas de pena y envidia!. ¡Qué amargura!, ¡qué vocación de naufrago frustrada!.

!Un fuerte abrazo amigo!

P.S:
Zombi, busca el documental de Flaherty "Man of Aran" (1934): una joya que relata la vida de las gentes de esas islas de Irlanda. La vi hace muchos años y aún tengo en la cabeza los trasportes en barquita (en esa mar tan picada) con sus saquitos de tierra para plantar sus cuatro patatas.

Anónimo dijo...

zombi no crees que es mejor q no tenga arboles... a fin y acabo es una isla... si llega algun superviviente mordido pero vivo se le puede encerrar en una cabaña alejada y rodeada de minas... total si tienes dinero para comprar una isla no sera problema conseguir estos explosivos jaja

Anónimo dijo...

zombi no crees que es mejor q no tenga arboles... a fin y acabo es una isla... si llega algun superviviente mordido pero vivo se le puede encerrar en una cabaña alejada y rodeada de minas... total si tienes dinero para comprar una isla no sera problema conseguir estos explosivos jaja

Jan dijo...

¿Comprar? ¡Ocupación! Cuando sobrevenga el Apocalipsis uno debe estar preparado, hasta para la navegación. Pero no para comprar. Muerte al intercambio de dinero por bienes y servicios (a no ser que estos sean: cerveza, comics, discos o masajes).

Z0MBI dijo...

Ato: enhorabuena por ese nuevo muerto viviente que surcará las pantallas. Estamos deseando ver sus andanzas y desventuras.

Daddy: me encanta lo de la multipropiedad, jejeje... Pero eso de ponerse de acuerdo es un coñazo. Mejor vamos todos a la vez y nos montamos una fiesta constante. Nos compramos una buena infraestructura de energía renovable y te tenemos todo el día poniéndole música a la isla. Las raves en la bahía serán cojonudas, pero nada en comparación con las del faro. Ay, qué recuerdos el Lago azul, jejeje... ¿Y su segunda parte? Es casi mejor... Ahora que la imagen del final del post es de Top Secret, jejejejeje.

Toni: jejeje, sí que lo conocía, pero hacía mucho que no me metía. Mi favorito era el príncipe Felipe (que aparece como «Felipe de Bourbon», ¿le dará a la botella como su papi?). :D

Chico: tienes razón. El otro día vi un documental buenísimo sobre qué pasaría con el planeta una vez el ser humano haya desaparecido. Y había muchísimas ciudades que se iban al carajo: no sólo Amsterdam y Venecia, sino también Londres, y en menos de 12 días, pues si no se gestionan las esclusas del Támesis se inundaría toda la ribera del río con las subidas de la marea.

PArado: si todo es ponerse, amigo. Yo creo que con dejar el tabaco o quitarme un poco solamente, dejar de comprar en herbolario y comer arroz blanco el resto de mi vida tengo para la entrada. Yo también tengo una vocación de náufrago de mil demonios. Quizá Shannon fuera el personaje de LOST que más se acercaba a mi modo de ver la vida y yo sin darme cuenta y criticándola en su día, pobrecita. Me pasaría el día tumbado, disfrutando de los paseos y comiendo frutica de los árboles. No me vengáis con líos espacio-temporales, que lo que pasó, pasó o tal vez se pueda cambiar, que si estatuas, osos polares o monstruos de humo. Déjame disfrutar y quítate de delante que me haces sombra, Jack.

Anónimo: es verdad que lo de que no tenga árboles está bien porque te da una mayor perspectiva de cuanto sucede alrededor. Yo lo decía por tener algún arbolico que diera algún fruto, aunque dado que esa está en Escocia, creo que tienes razón... Ahora, lo de meter a un infectado en la isla sí que no, por ahí no paso. Si está mordido, está perdido. Y no me gustaría desperdiciar un ápice del terreno cultivable en un campo de minas para protegernos de un infectado. Y tampoco quiero que una de mis cabras salga despedazada por los aires...

Jan: jajaja. Ocupar, claro que sí, eso es de lo más atractivo de todo AZ. El tener todo o casi todo al alcance de la mano. Una lástima que sea hombre, porque nunca podré realmente disfrutar de un saqueo en toda regla con el Girls Just Wana Have Fun de fondo como en La noche del cometa.

Daddy Maza dijo...

Ostia puta... Top Secret es verdad, siempre recuerdo a Omar Shariff con su: Artículos de coñaaaa, y al entrañable Café Olé. Me la compré en original y ahí la tengo sin volver a verla... lo mismo esta tarde...

Insanus dijo...

Maravilloso. Siempre me ha fascinado lo de la isla privada. Un magnate aburrido y sin ilusión en sus despilfarros habituales es algo abominable, ¿no os parece?

Esos que se gastan varios millones en casinos cuando podrían tener una isla ¡propia! o un puñetero castillo (que esa es otra) si lo desearan, en fin, es que es para fusilarlos, XD.