31 de mayo de 2012

Lo mejor de un buen apocalipsis


Ayer me quedé inconsciente viendo un documental acerca del emparejamiento de animales. Puede que luego trataran de extraer conclusiones con las que enfocar el emparejamiento de los humanos, pero, como dije, caí irremisiblemente en brazos de Morfeo merced al cansancio acumulado en los últimos días. El caso es que sobre todo vi aves, muchas monógamas. Explicaban que la monogamia es la forma más eficaz de afrontar el cuidado de crías que requieren de mayores atenciones, pero reporta un menor número de crías por espacio de tiempo. Por eso la monogamia está tan apegada a la cultura de los humanos, porque nuestras crías nacen completamente indefensas y precisan de cuidados constantes durante un largo periodo de tiempo (y a día de hoy, como resulta casi imposible encontrar un empleo decente y medianamente duradero, la sensación de fragilidad de nuestras crías puede prolongarse hasta casi los cuarenta años).



Pero también hay aves que debido al peligro que afrontan en su día a día (como unas zancudas que vivían en Panamá y palmaban sin freno entre las mandíbulas de los caimanes) abogan por la poliginia: un mismo macho con varias hembras. Esta agrupación asegura un mayor número de crías por espacio de tiempo. En realidad, la mayoría de los animales se suman a este carro, que es el de la supervivencia. ¿Que se nos comen y luego piden otra ración? Pues seamos más y más, superemos el número de muertes con el de nacimientos y lograremos sobrevivir. Pero se podría pensar que quizá los depredadores naturales de tu especie medrarían también a tu costa. Es decir, que ante un mayor ofrecimiento de presas de tu especie, tu depredador obtiene más alimento y, por tanto, tiene mayores probabilidades de sobrevivir y reproducirse con mayor efectividad, y por tanto aumentar su número. En cualquier caso, se trataría casi con seguridad de un crecimiento en paralelo, es decir, que ambas especies tirarían para adelante y se perpetuaría su enfrentamiento milenario.




¿Y los zombis? Los zombis podrían ser nuestros depredadores naturales durante un apocalipsis. Y alguien podría pensar que un zombi por mucho que coma no va a reproducirse con mayor eficacia. También se podría pensar que cuando un zombi te mata no sucede lo mismo que cuando un guepardo se come a la gacela más lenta o torpe, que ambas especies salen beneficiadas, la del guepardo, porque el guepardo rápido consigue comida para alimentar a sus crías, posibles portadoras de esa velocidad, y la de la gacela, porque la gacela más lenta es eliminada y sobrevive para reproducirse la más rápida o astuta, asegurando una descendencia mejor preparada (y perpetuando una escalada de violencia en paralelo por los siglos de los siglos, qué bonito). 




Pues bien, esto se puede aplicar grosso modo a la supervivencia durante un apocalipsis zombi, sobre todo en la parte que nos toca a nosotros, los comidos, los humanos, porque aunque los zombis no obtengan ningún beneficio para su «especie» al comernos, puesto que no nos asimilan en su organismo, puede que sí lo obtengamos nosotros, en el sentido de que solo aquellos que cuenten con la capacidad de procurarse un refugio decente y seguro puedan perpetuar sus genes en una descendencia que viva segura para poder reproducirse a su vez, llegado el momento. Acepto la posibilidad de que todos acabáramos como los austrias y los borbones de tanto mete y saca entre primos, claro… Además, los zombis al comerte sí se reproducen: pasas a ingresar sus filas de no-muertos caminantes. Puede parecer que no es un gran crecimiento, pero mírales ahí fuera: ellos son millones y vosotros tan solo un puñado de humanos mugrientos, asustados y famélicos.




Entonces, y retomo el título de este artículo: ¿qué es lo que más me atrae de un apocalipsis zombi o de la índole que fuera? Es decir, ¿qué es aquello que más me gustaría hacer y que sólo se podría llevar a cabo durante o después de un apocalipsis? ¿Liarse a tiros o batazos con los vecinos, ahora muertos pero vivientes? ¿Saquear tiendas para procurarte algún capricho, como las botellas de Lagavulin de 28 days later o unos vestidos estupendos como las hermanas de Night of the Comet? ¿Liarte a tartazos con los zombis para liberar adrenalina como la banda de motoristas liderada por Tom Savini en Dawn of the Dead? ¿Conducir un cadillac descapotable por las calles de San Francisco mientras te lías a estacazos con los vampiros zombis de Omega Man? ¿Salir a pasar el día al campo con los colegas, haciendo acopio de cerveza, bocadillos, café y rifles semiautomáticos, como, nuevamente, en Dawn of the Dead? Pues no lo voy a negar aquí. Todo eso y muchas cosas más del estilo resultan maravillosas. Pero no es lo que más me gusta. Lo mejor es precisamente aquello que ya dijimos que apunta John Wyndham en su novela El día de los trífidos: que un mismo hombre tendría que aparearse sistemáticamente con al menos tres mujeres para ofrecer mayores posibilidades de supervivencia a los humanos. La poliginia, amigos (y, sobre todo, amigas) milenaristas, es el único método efectivo y sensato para el establecimiento de una sociedad postapocalíptica.



¿Y para vosotros, qué sería lo mejor de un apocalipsis zombi?

11 comentarios:

Anónimo dijo...

fernando estas que te follas vivo

Z0MBI dijo...

Jajajajaja…

SOLO CALAMA Y EL NORTE DE CHILE dijo...

me gusto..............esa es la parte buena de un Apocalipsis Zombi jaja

Garrison dijo...

Jajaja! lo único malo de hacer bebés a lo bestia es que a mediano/largo plazo los recursos en un apocalípsis zombi no van a estar ni tan expeditos ni tan disponibles proporcionalmente.

Me refiero a la procuración de alimentos más que nada, pues de ahí a que uno aprenda, practique y pueda arrancar una patata de la tierra con cierta frecuencia, se me antoja harto riesgoso.

Pero follar por follar ¡ah que sabroso! me gusta esa parte! jajajaja!

Saludotes!

Hugo Saavedra B. dijo...

Les dejo aquí el link de un libro que escribí y que está inspirado en todo este movimiento que encabezamos sobre la cultura zombi… son los primeros capítulos del primer thriller de corte acción-horror que se desenvuelve en escenarios totalmente mexicanos… chéquenlo en el BLOG, comenten y voten para que pronto llegue a su publicación. Saludos! Atte. H. S. B.
http://especiesah1n1.blogspot.mx/2012/06/sinopsis.html

Anónimo dijo...

Mhhhhh... creo que la cuestion depende de un tema fertilidad, una latina bien podria valerte por tres rubias. Además se vuelve demasiada responsabilidad ¿De donde coño sacas tanta comida y medicinas para bebe? Ah y las mujeres más aptas para sobrevivir no son precisamente las que se han cuidado de ser muy "bonitas". Quizá no se pongan muy exigentes, pero de ahí a querer sobrevivir y ser el macho alfa a la vez... nah

Anónimo dijo...

Creo que las mujeres para poder "dejarse" embarazar tendrían primero que estar bien ubicados en un lugar seguro, con agua y comida. Si es difícil para un adulto sobrevivir en una situación así mas complicado para un bebe o niño menor de 10anos..

scary zombies dijo...

jeez where do you guys get these photos :S

six flags coupons dijo...

cvfbvcv

Zetaeleka dijo...

jajaja muy bueno! yo elegiria la poligamia, como no! aunque si es cierto que es mas dificil de mantener, lo mejor seria tener de varias razas no? me recordo mucho a una caricatura que vi hase poco, si no te importa la comparto
pensamientocriticofanzine.blogspot.com/2012/07/profesiones-y-zombies-2.html

aunque lo tuyo me gusto mas!

Anónimo dijo...

Es curioso que menciones este tema,porque yo siempre he creído que si hubiera un AZ, la raza humana se extinguiría. Si un pueblo conquista a otro, no se mata a los que sobreviven (unos pocos soldados y la población civil) y se puede seguir procreando.

Pero los zombis no hacen prisioneros. Arrasan con todos cual plaga bíblica. Sólo sobrevivirán los más fuertes, ágiles y despiadados.

Y por eso firmo como anónimo, porque creo y proclamo que al menos el 90% de las mujeres serían bocatto di cardinale zombi. La mayoría no hace deporte (mi novia hizo basket de peque y con 27 años no sabe correr, ni usar un bate, ni saltar con soltura, y cuando tira una piedra parece que la tire con la zurda).

Mucho me temo que de poligínia nada, poliandria: una de las pocas mujeres que hayan sobrevivido con varios hombres, para asegurar la fertilización y para aportar variabilidad genética.